diumenge, 12 d’octubre de 2008

REVISTA PARLADA Nº 68. GRACIELA ARÁOZ y EDGARDO DOBRY



EL PASADO día 8 de octubre tuvimos el placer de recibir en la Revista Parlada a los poetas GRACIELA ARÁOZ, procedente de Argentina, y EDGARDO DOBRY, argentino también, pero residente en Barcelona. Sus voces resonaron en Cincómonos con un acento intimista, ante los atentos oídos de unos cuantos habituales del evento que no quisieron perderse los versos de estos poetas compañeros de generación pero con concepciones distintas acerca de la creación poética.



Graciela Nidia Aráoz nació en Villa Mercedes, provincia de San Luis. Es Profesora en Letras. Por concurso de antecedentes ganó una beca para realizar un postgrado en Madrid, donde obtuvo los títulos de profesorado en Lengua y Literatura Española y la licenciatura en Filología (Sección Hispánica). Actualmente es la Presidenta de la Sociedad de Escritoras y Escritores de la Argentina, SEA. Integró el Consejo de Redacción de la mítica revista de poesía Último Reino. Es miembro de la Comisión de Actividades Culturales de la Fundación El Libro. Es la Coordinadora General del Festival Internacional de Poesía de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, Argentina. Diseñó e implementó la campaña de promoción del libro y la lectura “Argentina Crece Leyendo” de la Comisión Nacional Protectoras de Bibliotecas Populares (CONABIP). Fue invitada a participar en la Feria del Libro de La Habana, Cuba y recientemente participó el VIII Festival Internacional de Poesía de Sapanca, Turquía. Publicó los libros de poesía Equipaje de Silencio, Itinerario del fuego y Diabla, y el ensayo Ángel García López: una renovación en la lírica española contemporánea. Además de varios ensayos sobre cultura, educación, lectura y la participación de la mujer en la política argentina. Obtuvo en España el Primer Premio “Tiflos” de Poesía, el Primer Premio de Poesía “Vicente Aleixandre” y el Segundo Premio “Carmen Conde”. Poemas de Diabla fueron traducidos al japonés.

Edgardo Dobry nació en Rosario, Argentina, en 1962. Es doctor en filología por la Universidad de Barcelona, ciudad en la que reside desde 1986. Ha publicado los libros de poemas Tarde del cristal (Último Reino, Buenos Aires, 1992), Cinética (Buenos Aires, Tierra Firme, 1999; edición revisada en Madrid, Dilema, 2004), El lago de los botes (Barcelona, Lumen, 2005) y Cosas (Barcelona, Lumen, 2008), así como el volumen Orfeo en el quiosco de diarios, que recoge una buena parte de sus artículos y ensayos sobre literatura. Algunos poemas suyos pueden verse en Monstruos. Antología de la joven poesía argentina (Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires, 2001). Su ensayo Poesía argentina actual: del neobarroco al objetivismo (y más allá) se encuentra desde octubre de 2001 en el sitio de la revista Punto de Vista, (www.bazaramericano.com). Trabaja como traductor y editor para diversas editoriales y revistas. Como crítico colabora en diferentes medios de España y Argentina, como el diario El País y la revista Diario de Poesía, a cuyo consejo de redacción pertenece.


GRACIELA nos ofreció algunos de sus poemas pertenecientes a Diabla, libro en el que reflexiona, entre otras cuestiones, sobre las condiciones de posibilidad de la poesía (no puedo con palabras decir la nada), y sobre el papel del poeta como vehículo de la palabra.

VIII

Me desnudo analfabeta en la lluvia,
sin el diccionario
que suelen usar los hombres para su lengua lábil.

Cuando llega la caricia
la desbordo para bordar en el agua
una pregunta.

No puedo con palabras decir la nada.

Me desnublo y me pierdo
entre esos ángeles que hipnotizan
mi ignorancia.

Mancho mis labios con humo.
El olor se quema y la pregunta desesperada arde.
Soy nieve.
Me doy vuelta y la espalda a mi animal busca,
giro,
de la garganta sale un cielo rojo.

Ya los largos ojos
se fueron con los astros
y permanezco
indecible
en la tierra.




Por su parte, EDGARDO nos obsequió con una muestra de poemas pertenecientes a El lago de los botes, libro en el que deja algunas pinceladas autobiográficas y en el que plantea una poesía de tono narrativo, como de cuento, leve, sin estridencias, sin énfasis innecesarios, tan solo apoyándose en el fluir de la pequeña historia que nos está contando.

PAISAJE DE BALCÓN DESPUÉS DE UN VIAJE

Para Mario Catelli

Geranio se secó:
entre sus pasas de flores
cabecea el aspa de la marihuana.
Tengo que llamar a Mario,
preguntarle cuántas veces
se regaba esta plantita:
seré el enfermero de esta débil lozanía,
por su única plegaria chiflado un eremita,
ya un murmullo sólo, pedregoso río.





COMO colofón de sus intervenciones, los poetas recitaron también otros textos. Edgardo Dobry leyó algunos poemas inéditos, mientras que Graciela Aráoz nos ofreció el poema titulado Carta oral a su amor de Aidín Zoara, bello poema construido en versos alejandrinos.














[Sobre estas líneas, algunas instantáneas del recital tomadas por Juan Carlos Peña. En la última, de izquierda a derecha, Jordi Virallonga, presidente del Aula de Poesía de Barcelona, Graciela Aráoz, Edgardo Dobry, Eduard Sanahuja, vicepresidente del Aula y J. A. Arcediano, presentador de la Revista Parlada]


Os esperamos en nuestra próxima cita, el lunes día 10 de noviembre, donde inauguraremos un nuevo formato, la Revista Efímera, con la poeta mexicana LAURA FERNÁNDEZ MAcGREGOR MAZA, en la que tendrán cabida otras formas de expresión poética y otros modos de interacción entre poesía, música, performance, etc.

Hasta entonces, saludos cordiales, y nuestro más sincero agradecimiento a Cincómonos, por acoger entre sus paredes a la poesía y a los poetas.